TURISMO

MÁLAGA – Playas de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo

4views

Si pasamos la costa granadina dirección hacia Málaga, pasada la playa de La Herradura nos encontramos con Los Acantilados de Maro-Cerro, en el término municipal de la localidad malagueña de Nerja.

El Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo forma una estrecha franja paralela a la costa, que tiene doce kilómetros de ancho y penetra una milla en el interior del mar.

Maro-Cerro Gordo encierra un alto valor ambiental, tanto por lo peculiar de sus formaciones geológicas como por la gran biodiversidad que alberga, tanto en su espacio terrestre como en el interior de la milla marítima. A modo de ejemplo, destaca la presencia de dos endemismos botánicos andaluces en peligro de extinción, como son la siempreviva malagueña y el romero blanco; y dos del Mediterráneo occidental, el boj balear y el espino cambrón. También abunda un matorral mediterráneo con presencia de enebro, oxicedro, canadillo, encina, lentisco, coscoja, algarrobo, olivilla y palmito.

Foto: El tiempo.es

Mucho más diversa que la franja terrestre es la milla marítima, donde grutas y escarpados fondos dan pie a numerosas especies, tanto de flora como de fauna, que pueblan sus fondos marinos. Como más significativos, posidonia oceánica, zostera marina y zostera nodosa, que forman praderas de gran riqueza y complejidad biológica, vitales para el desove y alevinaje de muchas especies de peces.

Así, su fauna marina es una muestra de la riqueza y diversidad del espacio: invertebrados -esponjas, corales, anémonas, equinodermos y moluscos- y crustáceos -camarones, centollo y langosta. De especial importancia son la existencia de importantes poblaciones de coral naranja, que es una especie Catalogada como Vulnerable a la Extinción. En cuanto a los peces, son abundantes los torillos y los blénidos, la morena con formas serpentiformes y el mero; todos ellos resultado de la gran variedad de hábitats.

Capítulo aparte son las aves marinas, con presencia de gaviota reidora, gaviota argéntea y gaviota sombría; así como rapaces itinerantes: halcones, azor y gavilán.

Los Acantilados de Maro-Cerro son todo un espectáculo de la Naturaleza, y podemos disfrutar con sus impresionantes vistas y las preciosas calas que ofrecen.

En estos acantilados se nos brindan la oportunidad de disfrutar de una serie de playas muy atractivas, para un tipo de turismo que quiera huir de playas urbanas masificadas en un entorno natural.

Hay que tener muy en cuenta que para llegar hasta ellas en todos los casos el acceso no es muy fácil, no se llega con el coche directamente al litoral, hay que dejar el coche en un lugar y bajar a pie, excepto en los meses de verano en la Cala del Cañuelo que ofrece el servicio de mini bus.

Si queréis preparar una excursión a alguna de estas calas aquí os dejamos información.

La Playa del Cañuelo

Desde Granada hacia Nerja por la costa nos encontramos en primer lugar con esta cala.

Es una playa aislada y rústica situada en un entorno natural de gran belleza. Este valor ecológico único es lo que hace que sea muy visitada por los amantes de la naturaleza.

Cómo llegar

Si quieres disfrutar del encanto ‘salvaje’ de esta cala deberás coger el coche y tomar la nacional-340 dirección Almuñécar. No tiene pérdida, ya que el desvío que debes tomar a tu derecha está perfectamente señalizado. Al estar en un paraje natural protegido, deberás dejar el vehículo en el parking y bajar andando o en el autobús habilitado en verano exclusivamente para subir y bajar a los bañistas. El coste del bus es de 2 € y el horario es de 10.00h a 22:00h

Servicios

Duchas y papeleras, no olvides provisto con todo lo necesario para tu día playero ( agua y comida), ya que varios kilómetros te separan del primer restaurante o comercio.

Calas del Pino

Calo del Pino Foto: Eva Penélope

A continuación nos encontramos con esta playa, son dos calas arenosas de medianas proporciones localizadas entre la Playa de las Alberquillas y la de Torre del Pino. Aunque eestán separadas por rocas desprendidas, se puede pasar tranquilamente de una a otra.

Cómo llegar

Tendrás que ir en coche si quieres disfrutar de esta playa natural. Conduce por la carretera comarcal dirección a Nerja. La dificultad de acceso es visible , para ir con niños muy pequeños no es aconsejable ya que hay una senda muy empinada desde que dejas el coche hasta la playa, la bajada es mas difícil que la subida así que hay que tenerlo en cuenta para preparar tu salida.

Servicios

No cuenta con servicios destacables, aunque no se echa en falta dado el marco natural que la envuelve. En ella podrás disfrutar de un agradable paseo por su orilla o tumbarte al sol alejado del mundanal ruido. Estás en un entorno natural, no lo olvides.

Playa de las Alberquillas

Foto: Malaga.es

Es una playa de grandes dimensiones unida a la Playa del Molino de Papel por los restos de la Torre del Río de la Miel.

Cómo llegar

Para ir a esta playa deberás coger el coche. Tienes que tomar la carretera nacional 340 dirección a Nerja Coge un desvío que hay a tu derecha pasados unos 200 metros del kilómetro 299. Al ser un carril en buen estado, puedes bajar a pie hasta la misma playa.

Servicios

Es una playa amplia en un entorno bastante agradable. A pesar de no contar con todos los servicios que ofrecen las playas urbanas, es un lugar ideal para pasar un típico día playero de nevera, sombrilla y hamaca.

Playa Molino de Papel

Foto: www.sobreespana.com

Debe su nombre a las ruinas de lo que en antaño fuera una fábrica de papel de tina conocida popularmente como El Molino de Papel.

Cómo llegar

Bordeando el litoral nos encontramos con esta playa , sigue siendo necesario el coche . A tu derecha, coge el desvío que hay unos 400 metros después del kilómetro 298. Éste baja por una pronunciada pendiente que conduce a la antigua carretera, síguela hasta la ruina de la fábrica. Una vez aquí, nos desviamos a la derecha por un camino que conduce directo a la playa.

Servicios

Es una playa amplia, arenosa y en ella desembocan el Río de la Miel y el Arroyo de los Colmenarejos. Al ser una playa localizada en un entorno natural de difícil acceso cuenta con escasos servicios.

Playa de Maro

Foto: diariosur.es

La playa de Maro es popularmente conocida. Personas de todos los rincones se desplazan cada verano para disfrutar de la calidad de sus aguas y sus naturales paisajes. Ideal para alejarte de las playas urbanas, más o menos masificadas y disfrutar de un día de descanso en un paraje natural.

Maro: Foto Eva Penélope

Cómo llegar

Es necesario ir en coche. Puedes tomar la carretera comarcal hasta Maro y atravesar el pueblo por la calle San Miguel. Al final encontrarás una rotonda que deberás tomar a la derecha. Esta carretera te conducirá directamente a la playa.

También puedes ir en autobús hasta Maro y bajar caminando hasta la playa. Tardarás unos treinta minutos en llegar y alrededor de una hora en volver, disfrutando del paisaje típico de los campos de Maro, rodeado de invernaderos e impresionantes vistas a los acantilados del litoral nerjeño.

Servicios

Está equipada con aseos, duchas, papeleras y un quiosco. Todo lo necesario para pasar un día playero en uno de los rincones más bellos de la costa malagueña. Es un sitio muy frecuentado por las personas que practican deportes acuáticos como el piragüismo.

En definitiva en una hora y poco mas desde Granada podemos descubrir el encanto de estas playas en un entorno natural y alejados de la masificación de las playas urbanas.