SALUD

6 de marzo 2016: Día Europeo de la Logopedia

2views

Hoy, 6 de marzo, se celebra el día europeo de la logopedia. Para mí como logopeda, es un día muy importante, se trata de informar y concienciar, de la gran labor que ejercemos y que hoy en día sigue siendo para muchos “la gran desconocida”.

La logopedia, es una de las áreas médicas que se encarga de eliminar o reducir en la medida de lo posible problemas relacionados con la respiración, el habla y el lenguaje en general, la voz, la audición, la deglución (a la hora de comer)…
El objetivo principal de nuestras terapias es mejorar la comunicación y calidad de vida de los pacientes mediante técnicas de evaluación y tratamiento adaptadas a cada situación. Nuestro lema es “Comunicar no sólo es hablar; existen muchas formas alternativas de comunicarse”. El campo de la atención logopédica abarca desde la población infantil y adolescente hasta la población adulta y tercera edad.

Somos profesionales de la rama sanitaria, es decir, trabajamos en Hospitales, Unidades de Rehabilitación, Centros de Atención Temprana, Asociaciones, Consultas Privadas…Y colaboramos en equipo con neurólogos, otorrinos, pediatras, cirujanos maxilofaciales, odontólogos… ellos serán quienes prescriban la necesidad de un tratamiento logopédico.

Pero por desgracia, no todo es tan maravilloso como parece, y es que, sufrimos del llamado “intrusismo laboral”. La gran demanda de logopedia, genera oportunismos en forma de titulaciones paralelas a los estudios oficiales. A los padres de niños y personas que acuden a una consulta de logopedia, les aconsejo, que se asesoren si de verdad lo atiende un logopeda. Pida su número de colegiado. Cuide su salud, vigile en manos de quien se pone, una mala praxis puede ser determinante para el éxito o fracaso de un tratamiento.

A la logopedia le debo mucho, no solo en el ámbito profesional, sino también en lo personal, ya que soy lo que soy gracias a ella. Siempre en continuo avance para aprender y formarme más como profesional.

Cada día, cuando termino mi jornada laboral, me siento muy orgullosa de ver como mis pacientes y los más pequeños junto a sus padres, se esfuerzan y luchan en mejorar aspectos como comer o comunicarse. Los avances dependiendo de las dificultades, suelen ser rápidos en poco tiempo o muy lentos y satisfactorios, pero sobre todo, es el esfuerzo que hacen de practicar los ejercicios que les mando para casa. Ellos mismos se dan cuenta, como poquito a poco llegan los resultados. Es emocionante el ver cómo han encontrado en la logopedia el camino para mejorar su día a día. Sin ellos esto no sería nada, pues le dan sentido a todo.

Esa es la ilusión que me dan mis pacientes y que hace que me levante cada día. En la logopedia he encontrado el dicho de “Encuentra un trabajo que ames y ningún día de la vida tendrás que trabajar”. Es mi herramienta para intentar hacer este mundo un poco mejor. Millones de gracias por confiar en mí y las terapias. Que todos los días se llenen de mucha logopedia.