JUGANDO

Wáluk

2views

Los osos traspasan el polo.

Osos polares que buscan sobrevivir en el polo, en un mundo extraño y trastocado por la mano del  hombre. Todo con una mirada apocalíptica pero al mismo tiempo esperanzador.  Hay salida. Es lo que encuentra el lector en Waluk (Astiberri) de Ana Miralles y Emilio Ruiz.

Un osezno se queda solo en el polo. A él, como maestro, se le une un oso mayor, algo gruñón y venido a menos.  En este viaje que realizan van pasando diferentes etapas como la amistad, la dependencia social, la soledad y la superación individual entre otras. Todo ese proceso deberían superarlo en plena naturaleza pero no es así, es una lucha continua contra las trabas que le ponemos los humanos. Además el lado más despiadado. Animales no sólo los osos, que se van adaptando a la vida junto a los humanos.

Esta mirada animal de la vida está repleta de expresiones y rasgos humanos para la comprensión mejor del joven lector. Emocionante aventura que eleva y traspasa la fábula ecologista. Para ello, la parte gráfica de Ana Miralles es importantísima. Construyen un escenario sencillo y tierno pero duro en cuanto al guión.  Siendo un cómic ambientado en el polo, lo extraño y sorprendente es que el blanco quizás no sea el color predominante y más cuanto más avanza la historia de estos dos osos. Este juego es lo que hace de este Waluk en un gran cómic que transciende el movimiento ecologista.  El escenario de este cómic podríamos traspasarlo a cualquier otra zona natural del planeta, convirtiéndola una historia universal sin ningún problema.

Ana Miralles y Emilio Ruiz llevan muchos años en el mundo del cómic. No es la primera vez que colaboran juntos.  Por ejemplo, realizaron la adaptación de la novela de Juan Eslava Galán “En busca del Unicornio” (Glenat).

Título:

Waluk

Autores:

Ana Miralles y Emilio Ruiz

Editorial:

Astiberri

Edad recomendada:

a partir de 10 años