JUGANDO

Cómo hacer una espada láser de Star Wars

3views

Con el estreno de la nueva peli de La guerra de las galaxias, en diciembre mis dos hijos solo pensaban en jugar con espadas o sables láser. Así que decidimos inventarlas y la verdad es que fue fácil y con un resultado bastante bueno.

Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

¿Qué necesitamos para fabricar una espada láser?

– Un tubo de cartón del largo que queramos la espada. Como alternativa por si no tenéis os cuento lo que yo use. Para una de las espadas aproveché el cartón que viene dentro de un rollo de papel de regalo, y para la otra una cartulina grande de cualquier color (en mi caso encontré una blanca). Quedó mejor el cartón del papel de regalo porque era más duro.
– Un papel grande del color que queramos la espada, de tipo brillante como charol o similar (yo usé papel rizado rojo también porque lo tenía, pero uno brillante queda más vistoso). – Una segunda cartulina grande (opcional).

– Una cartulina pequeña.

– Una barilla, de plástico o madera, fina y resistente que pese poco (en caso de que no tengamos también sirve una cartulina grande).
Cinta aislante negra.
Fixo grande tipo embalaje.
Lápiz y tijeras.

¿Cómo hacemos la espada láser?

Lo primero es pegar la barilla (si la tenemos) por dentro del tubo de cartón (o cerca de un borde de la cartulina) usando el fixo gordo. Es importante ponerle bastante fixo para que no se caiga. Si hemos usado la cartulina ahora hay que enrollarla empezando por el lado de la barilla y fijarlo con el fixo con el ancho que queramos para la espada. La barilla hace que la espada no se doble a los cuatro toques.

Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

Cartulina con la barilla ya colocada, por si no tenemos tubo.
Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

Marcamos con el lápiz hasta donde llegará el mango de la espada (unos 15 cm. aprox.).

Después lo forramos con el papel brillante del color que los peques quieran y lo fijamos también con fixo. Lo típico es celeste, verde, morado o rojo. Aquí tenemos que intentar que quede lo más liso posible, aunque al final se notan poco las arrugas.

Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

En el extremo del mango no tenemos que llegar con el papel brillante hasta el final, solo meternos un poquito en el mango para asegurar que no quede corto (y volver a marcar suavemente sobre el papel brillante el límite del mango).
En el otro extremo tenemos que dejar que sobresalga un poco el papel y tras pegarlo lo metemos por dentro del tubo para que no se note el borde del cartón.

Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

Ahora la forramos con el fixo, para darle un acabado brillante a la vez que protegemos el papel.
Y por último hacemos lo mismo en la zona del mango: primero lo reforzamos por fuera con un trozo de cartulina y luego lo forramos, pero ahora con la cinta aislante negra.

Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

Foto: Shadia Carrasco (MiniGranada)

Si no hemos puesto la barilla, o la vemos muy blanda, ahora es cuando la reforzamos enrollando nuestra segunda cartulina hasta que quede muy finita, y metiéndola dentro del tubo por el lado del mango. Según el ancho del tubo puede que necesitemos enrollar dos.

Y ya tenemos la espada láser lista para jugar. La verdad es que la hicimos muy rápido, y mis peques lo pasaron genial enrollando cartulinas, papel y fixo… y mejor aún jugando después.
Pero para mí lo mejor fue ver sus caras cuando las terminamos.