HECHO A MANO

Mermelada de fresas

7views

Foto: Elyse

Para aprovechar que ahora las fresas están en su mayor punto de dulzor, podemos preparar una deliciosa mermelada de fresas, sólo requiere un poco de tiempo, y el resultado merece la pena. Los pequeños de la casa lo pasarán en grande troceando la fruta y decorando los botes.

Foto: Carol Browne

Ingredientes

Algo más de 1 kg de fresas lavadas y sin rabillo 400 g de azúcar

El zumo de 1 limón

Elaboración

Lavamos y quitamos el rabillo a las fresas, de forma que una vez preparadas obtengamos 1 kg de fruta limpia.

Las troceamos en daditos pequeños y las introducimos en una cacerola antiadherente.

Volcamos por encima el azúcar y el zumo de limón, retirando las pepitas.

Removemos un poco y cocinamos a fuego muy lento durante unas 2 horas, removiendo a menudo.

Cuando al añadir unas gotas de mermelada en un plato, la mezcla esté un poco espesa y apenas se mueva del sitio, sabremos que la mermelada está lista.

Colocamos la mermelada caliente en tarros bien limpios que previamente habremos pasado por agua hirviendo. Los cerramos y etiquetamos con la fecha.

Si vamos a consumir la mermelada en pocos días no es necesario cerrar los tarros herméticamente, pudiendo guardarlos unos días en el frigorífico.

Foto: prayingmother

Es una receta sencilla que podemos preparar con niños pequeños, ya que pueden trocear la fruta sin riesgo de cortarse, ayudar a pesar los ingredientes, decorar los botes…

Queda muy buena sobre tostadas o para usar como cobertura de una tarta de queso, rellenar bizcochos, para acompañar el yogur, etc.

Foto: manuela tinoco

Foto: Adam Schweigert

Además de en mermelada, otras formas de consumir las fresas, diferentes a las clásicas fresas con nata son:

– En batido con leche o con yogur – Troceadas en rodajas con unas gotas de vinagre y espolvoreadas con azúcar – Con zumo de naranja – Tiramisú de fresas – Fresas con kiwi y trozos de plátano – Crepes rellenos de fresas y plátano con miel o sirope de chocolate – Shortcakes de fresas

Artículo publicado anteriormente en el blog Cocinar rico y sano