SALUD

Despedimos el cole con unas risas y una redacción infantil sobre las vacas

8views

La revista «Famille Educatrice» de París publicó, trascrito literalmente, el ejercicio de un examen de redacción de los años 50, cuyo tema era: «Describir un mamífero o un ave».

No se sabe quien es el autor, algunas fuentes hablan de que podría ser un joven de catorce a dieciséis años y otras de un niño de unos ocho años (esto me parece algo más realista, la verdad…). Causó tanta impresión a los profesores franceses que parece ser que se conservó en el Museo Pedagógico de París. Este hoy está desaparecido, aunque sus fondos, convenientemente digitalizados, pasaron después a formar parte de la Réseau CANOPE (Red Canope). Realmente no hay nada claro sobre la veracidad del origen de esta composición, pero su lectura es tan divertida que aún así merece la pena.

Es increíble la visión que pueden llegar a tener los niños sobre el mundo que les rodea.

vaca1-400x210-9550361
«DESCRIBIR UN MAMÍFERO O UN AVE»

«El pájaro de que voy a hablar es el búho. El búho no ve de día y de noche es mas ciego que un topo.
No sé gran cosa del búho, así que continuaré con otro animal que voy a elegir: la vaca.

La vaca es un mamífero. Tiene seis lados: el de la derecha, el de la izquierda, el de arriba, el de abajo. El de la parte de atrás tiene un rabo, del que cuelga una brocha. Con esta brocha se espanta las moscas para que no caigan en la leche. La cabeza le sirve para que le salgan los cuernos y, además, porque la boca tiene que estar en alguna parte. Los cuernos son para combatir con ellos. Por la parte de abajo tiene la leche. Está equipada para que se le pueda ordeñar. Cuando se la ordeña, la leche viene y ya no para nunca.

¿Cómo se las arregla la vaca? Nunca he podido comprenderlo, pero cada vez sale con mas abundancia.

El marido de la vaca es el buey. El buey no es mamífero. La vaca no come mucho, pero lo que come lo come dos veces, así que ya tiene bastante.
Cuando tiene hambre muge, y cuando no dice nada es que esta llena de hierba por dentro. Sus patas le llegan hasta el suelo.

La vaca tiene el olfato muy desarrollado, por lo que se le puede oler desde muy lejos. Por eso es por lo que el aire del campo es tan puro».

vaca-850x1024-9335466