FORMACIÓN

Viñetas infantiles (II)

0views

Yakari

Hace décadas el mercado nacional del cómic vivió un momento decisivo, con adaptaciones cinematográficas masivas (sobre todo superhéroes), la inclusión del manga en el mercado y la posterior explosión de la llamada novela gráfica. Momento que no se ha aprovechado para crear una industria cultural sólida. Sin embargo, la industria con sus mismas taras sin evolución y encima para mí, por no mirar más allá del día a día, con ciertas perspectivas hacia el futuro, lo que hizo se llegara a desaprovechar esas coyunturas. Por ejemplo se volvió la espalda casi total al cómic infantil de calidad que recordemos, serán los futuros lectores y consumidores de comics. Los propios autores se han visto obligados por el mercado a realizar historietas dirigidas al público infantil con un contenido insustancial, como si los propios jóvenes lectores fueran tontos. Sin embargo, estos lectores son los más despiadados, tienen que entretenerse con su lectura y al mismo tiempo, aprender. Paradójicamente, el lector infantil, al no tener prejuicios como los adultos, admiten mejor los cambios gráficos y temáticos. Se puede experimentar más en estas publicaciones.

Como comentábamos en la primera parte de esta introducción por el amplio mundo del comic infantil, tampoco hay que asustarse ante el manga (comic japonés). Aquí en España se publica y si sitúa en las librerías mal, pero eso tampoco tiene que llenarnos de prejuicios hacia esos títulos, despreciándolos al primer instante. El manga, por ejemplo, sin ir más lejos, ha recuperado al género femenino como lectoras, tan olvidadas desde los míticos títulos como Gina o Esther. También abriendo el abanico de títulos y géneros para mayor disfrute de los jóvenes. Además, por otro lado, la mayoría de dibujos animados que se emiten por televisión tienen procedencia japonesa (anime), por lo que los comics que se publican con reclamo de personajes televisivos serán, en su mayoría, basados en personajes de países orientales.

Brujeando

En esta segunda entrega del cómic infantil me quiero centrar más en títulos concretos. Comics infantiles de lectura para toda la familia. Haré una mezcla de títulos clásicos con más actuales.

Dejamos por sentados aquí las series de reconocido prestigio y recomendables como Asterix, Tintin, Lucke Luke, Mortadelo y Filemón, Los Pitufos y Zipi y Zape entre otros. Voy a centrarme en otros títulos quizás menos conocidos pero con alto valor de entretenimiento y que hay que ponerlos en valor.

Aunque ya desaparecidas, si les llega a sus manos algún número de las revistas Mister K o Dibus!, son recomendables y más como un catálogo para conocer jóvenes autores españoles.

Brujeando

Brujeando

El galardonado autor granadino Juanjo Guarnido con su serie Blacksad estaba cansado de no poder mostrar sus comics a sus hijos. Por esto, junto a la guionista Teresa Valero, ha creado la serie Brujeando. Tres aventuras, recopiladas en una caja, de estas tres hermanas brujas. Viven tranquilamente en el bosque pero distintas visitas rompen la monotonía de su vida en el campo. Juanjo Guarnido pasa del género negro de Blacksad al humor y a la fantasía. Hasta el momento solo se han publicado tres álbumes pero creo que no habrá más porque Juanjo ya se ha embarcado en nuevas aventuras y sus hijos también han crecido.

Super López de Jan es todo un clásico ya. Resumir este personaje a solo a ser una parodia de superman por las calles de Barcelona es cometer un error. Nació en 1973 como uno de los personajes de la escuela Bruguera, pasando después a editarse por Ediciones B. Los primeros álbumes contenían esa parodía humorística heróica. Los superhéroes eran los protagonistas. En estos años, Jan ha sabido ir introduciendo esa crítica social a diferentes niveles de lectura. El último Super López publicado (hasta el momento), Super humor 16 que recopila varias de sus aventuras, entre ellas, la del supergrupo que es de las más conocidas y otra sobre el deshaucio sufrido por un amigo adentrándose en esa crítica social de la que hace gala.

Super López

Super López

Calvin habla siempre con su osito de peluche, Hobbes, que para él toma vida. Bill Waterson comenzó a publicar esta tira cómica, Calvin y Hobbes, en 1985 y estuvo presente inenterrumpidamente en más de 2.400 periódicos hasta 1995. Aparente sencillez que esconde extraordinarios guiones, con su disparates de niño (tiene seis años) y su osito que pone el lado filosófico a las desventuras. Por supuesto, por su crítica social tiene distintos niveles de lectura. Se puede encontrar en álbumes recopilatorios y una pena, desde mi punto de vista, que no exista mucho merchandising de la serie sobre todo porque el osito se podría convertir en todo un elemento de la cultura pop.

En Marco Antonio de Mique Beltrán un niño también se erige como protagonista. En este caso nació en las páginas del País semanal y eran planchas sueltas en las que acababa con un gag humorístico. Son historias costumbristas en las que lo que rodea a este niño son los elementos más importantes como el colegio y amigos. Marco Antonio también tuvo un álbum recopilatorio e incluso fue protagonista de una película de dibujos animados que dirigió Mique Beltrán.

Hora de aventuras

Provenientes de la televisión, tan extravagantes como en la pantalla, Norma Editorial está publicando diferentes aventuras de la serie Hora de Aventuras. Desventuras de Finn y Fake como protagonistas. Divertida lectura.
Si Hora de Aventuras proviene de la televisión, los dos próximos comics a recomendar para los niños vienen de la literatura. Por un lado, el famoso Gerónimo Stilton también tiene su versión en viñetas. Siguen las entretenidas aventuras, dibujadas con oficio, divertidas pero eso sí, el color por ordenador es adecuado a las historias pero no brillante. Si el joven lector le gustaron los libros, los comics no van a hacer menos.

Memorias de Idhún

Laura Gallego se ha convertido en una de las escritoras españolas más importantes dentro de la literatura infantil-juvenil de fantasía. Ha vendido más de un millón de ejemplares de Memorias de Idhún. Recoge fantasía, romance y aventura a partes iguales.

Estos libros se han adaptado al cómic. La profecía ha fracasado, ya no hay nada que pueda detener a los Sheks. Ahora más que nunca el destino de Idhún está en manos de Victoria. Y sin embargo, la luz de sus ojos se ha apagado: solo emanan una profunda oscuridad. Victoria sabe que está sola en la batalla, y que debe salir con vida por el bien de los suyos, pero ¿acaso se puede vivir con medio corazón? Este es el resumen del primer tomo que recoge estas memorias de Idhún que desarrolló, en cuanto a los guiones la propia Laura Gallego.

Memorias de Idhún

Memorias de Idhún

Kid Paddle se podría traducir como joistick, así que ya pueden ir pensando que esta serie nos introduce en el mundo de los videojuegos. Este personaje fue creado por a Michel Ledent, conocido también como Midam. Sus historietas narran las historias de un niño llamado Kid Paddle, cuya principal característica es que le encantan los videojuegos y con ese trepidante narración nos introducimos en sus viñetas. Norma Editorial tiene sus historias recopiladas en varios álbumes.

Kid Paddle

Kid Paddle

Y nos vamos a despedir con un personaje del western, Yakari de Derib. Este autor realizaba otra serie sobre el western, Buddy Longway, pero dirigida a un público adulto. Ahí nació esta serie, pero dedicada a los niños y protagonizada tamibén por ellos.
Yakari descubre que puede hablar con los animales. A partir de ahí, las relaciones con la naturaleza y con esos animales se convierte en el leiv motive de la serie. No tienen estos indios relación con el hombre blanco sino que se centra también en las relaciones entre las propias tribus indias. De lectura fácil y comprensiva para los más pequeños.