JUGANDO

Tareas de la casa que pueden hacer los niños según Montessori

0views

Estos días me han enviado esta tabla de tareas domésticas para que los peques ayuden en casa, y me ha parecido interesante compartirla por su utilidad. La creó una de las grandes pedagogas de la historia, María Montessori, teniendo en cuenta diferentes variantes como la lógica, el sentido común y la calma para asignar las tareas adecuadas a los niños según su edad, buscando así lograr que desarrollen una personalidad armoniosa y equilibrada.

Hay muchos momentos en los que las tareas de la casa nos superan, y no podemos más… recoger, limpiar y ordenar es un trabajo duro, pero gran parte del «trabajo» de los padres lo asumirían los hijos si se les diera la oportunidad de hacerlo. Los padres, en muchas ocasiones no exigimos estas tareas a los niños y somos nosotros quienes les hacemos perezosos y poco responsables.

Si implicamos a los niños en estas tareas, no sólo aligeraremos su peso, si no que les enseñaremos a los niños y niñas a mejorar su autonomía. Es cuestión de ponérselo fácil para que puedan colaborar y de hacerles partícipes de sus «destrozos» y «desórdenes».

Para ayudarnos a saber cuándo están capacitados para cada tarea tenemos esta tabla Montessori con una mayoría son tareas domésticas de las cuales deben responsabilizarse. Además, el cumplimiento de estas tareas les ayudará a desarrollar su pragmatismo, motricidad fina y experiencia sensorial, haciéndoles sentir útiles e importantes.

La tabla está diseñada para que los niños adquieran ciertas destrezas antes de pasar al siguiente escalón por lo que, en teoría, nunca se enfrentarán a una tarea que les sobrepase. Pero siempre debemos recordar que hay que utilizar la tabla a modo de guía y adaptarla según nuestras necesidades.

Antes de empezar debemos tener en cuenta que cada niño es particular. Respetar sus tiempos y observar con qué se siente más cómodo el niño.
Si vemos que el niño o niña aún no cumple con la mayoría de las tareas propias de su rango de edad, no debemos preocuparnos. La tabla es orientativa y progresiva, por lo que solo tenemos que empezar por el principio hasta llegar poco a poco a su edad.

El trabajo y apoyo de los padres es de suma importancia, ya que son ellos quienes deben estar constantemente fomentando la realización de las tareas domésticas correspondientes a la capacidades de nuestros niños para un buen desarrollo de los menores.

A LOS 2 Y 3 AÑOS DE EDAD. – Guardar sus juguetes en una caja, baúl, juguetero, etc. – Colocar los libros en la biblioteca. – Poner su ropa sucia en el cesto para lavar. – Tirar cosas a la basura. – Llevar la leña (tronquitos pequeños). – Doblar trapos. – Poner la mesa. – Buscar sus propios pañales, toallitas húmedas, talco, etc.

– Limpiar el polvo de muebles que estén a su altura.

A LOS 4 Y 5 AÑOS DE EDAD. – Alimentar a las mascotas. – Limpiar con un paño lo que derramen. – Recoger los juguetes y la habitación. – Estirar y hacer su cama. – Regar las plantas. – Ordenar los cubiertos. – Preparar bocadillos y bebidas sencillas. – Utilizar la aspiradora de mano. – Recoger la mesa. – Lavar y guardar los platos.

– Limpiar cosas simples con un trapo.

A LOS 6 Y 7 AÑOS DE EDAD. – Recoger la basura. – Doblar toallas y pañuelos. – Barrer el suelo – Vaciar el lavavajillas. – Unir y doblar calcetines limpios. – Quitar la mala hierba del jardín y las hojas secas. – Pelar patatas y zanahorias. – Hacer una ensalada.

– Cambiar los rollos de papel higiénico.

A LOS 8 Y 9 AÑOS DE EDAD. – Poner el lavavajillas. – Cambiar bombillas de lámparas a su altura. – Poner la lavadora. – Colgar y doblar la ropa limpia. – Limpiar el polvo de muebles. – Limpiar el patio con la manguera – Guardar la compra. – Hacer huevos revueltos. – Hornear galletas. – Pasear el perro. – Barrer.

– Limpiar la mesa.

A LOS 10 Y 11 AÑOS DE EDAD. – Limpiar el baño. – Aspirar alfombras. – Limpiar los mostradores y la cocina. – Preparar una comida sencilla. – Cortar el césped. – Buscar el correo.

– Aprender costura básica.

A LOS 12 AÑOS. – Fregar el suelo a fondo. – Cambiar bombillas del techo. – Aspirar y lavar el coche. – Podar plantas y arbustos. – Pintar una pared. – Realizar la compra de la comida con una lista. – Cocinar una comida completa. – Hornear un pastel. – Hacer reparaciones sencillas del hogar (atornillar, clavar maderas, colocar cuadros, etc.) – Limpiar los cristales. – Planchar ropa.

– Cuidar a los hermanos menores.