CULTURAFORMACIÓN

Feliz

3views

En ocasiones nos embargan emociones que no sabemos identificar muy claramente. Las reconocemos por lo que nos producen: malestar, tranquilidad, satisfacción… Pero a veces los sentimientos son complejos, y no tenemos recursos para comunicar a los que nos rodean qué nos pasa. Y esto, muy a menudo, nos hace sentir solos. ¿Cómo pueden vivir esta situación niñas y niños que, en sus primeros años, aún no dominan del todo la lengua materna? Conviene facilitarles que se comprendan a sí mismos, y que también comprendan el mundo que les rodea, que es complejo y que les arroja información sin tregua.

Para ello es necesario poder compartir un rato con papá y con mamá, pasando a placer las páginas de un libro, mirando sus imágenes para saber cómo estamos: si felices, si extrañados, si furiosos… Poder bucear en un mar de emociones, ser un pescadito que se mueve en su elemento natural para descubrir, según se los va topando, los sentimientos que le embargan, es una oportunidad para niñas y niños de hacer suyo, de un modo natural, un mundo difícil de asumir: el mundo de los sentimientos. Es un mundo difícil de comprender, porque no se ve, no se come, no se puede llevar a la boca, y por tanto se tiene que mirar de cerca, se tiene que experimentar, para que pueda asombrarnos y acabar siendo nuestro. Así, poco a poco, con solo observar sus ojos, el niño podrá distinguir si mamá o papá están preocupados o felices. Y nadará con soltura en un mar siempre lleno de sorpresas: el mar del corazón humano.

Un álbum de extraordinarias y expresivas ilustraciones que hará pasar ratos de íntima complicidad con los pequeños.

Título:

Feliz

Autor e Ilustrador:

Mies van Hout

Editorial:

Fondo de Cultura Económica, 2015.

Edad recomendada:

a partir de 4 años.

entrelibros728x90-8357846