CULTURAFORMACIÓN

Entrevista a Pablo Lara

2views

Pablo Lara

Hoy entrevistamos a Pablo Lara, autor e ilustrador de «El cuento de Roberta», para conocerle un poquito mejor.

Desde muy pequeño, Pablo Lara, consiguió varios premios de pintura en su ciudad natal, Jaén. En su juventud trabajó como voluntario en campamentos de verano y centros infantiles donde impartió talleres de pintura y manualidades, entre otras disciplinas. Finalizó la formación como animador sociocultural y monitor de tiempo libre y continuó con ingeniería industrial. Todo ello compaginado con la ilustración y la escritura. En 2007 recibe el segundo premio en el Certamen Nacional de Relato Corto FAAM.

Durante los siguientes años realiza cursos de ilustración y pintura, destacando el realizado en la St. Martins College de Londres, donde toma contacto con ilustradores de todo el mundo, lo que le permite enfocar su propio estilo.
Realiza varias colaboraciones para exposiciones, cartelería y diseño gráfico.

Actualmente, aparte de su obra artística, trabaja como Ingeniero, forma parte de la Asociación Laborarte y continúa sus estudios de Arteterapia.

«La ingeniería es una herramienta que me sorprende cada día más en mi forma de aplicarla a la ilustración.«

Comienzas estudiando como Animador Sociocultural y mientras trabajabas de monitor en campamentos infantiles ¿Con qué te quedas de estos momentos?

Con la alegría y el entusiasmo con que los niños y niñas acogían nuestro trabajo. Era maravilloso ver cómo con un poquito que les entregaras, recibías montones. Eso hacía que cada día te levantaras con ganas de hacerlo mejor, de disfrutar, de aprender y de seguir compartiendo lo que tienes.

Después decides orientarte hacia la Ingeniería Industrial por razones laborales y dejar la pintura en un segundo plano, pero realmente siempre ha tenido un papel importante en tu vida. ¿Te arrepientes de esta decisión o consideras que fue acertada?

No me arrepiento para nada, a veces me planteo cómo sería mi vida si hubiera estudiado por ejemplo bellas artes. Seguro que no tendría los recursos que hoy día tengo. La ingeniería es una herramienta que me sorprende cada día más en mi forma de aplicarla a la ilustración, no solo por la estructura que me da si no también por los propios dibujos en sí, no creo que hubiera dibujado una de las ilustraciones que más gustan donde aparece un robot con cabeza de elefante, pies de tigre, cola de hormiga si no tuviera mi parte de ingeniero.

«Hombre» de Pablo Lara

«Mujer» de Pablo Lara

Cartel «El claves de Mujer» de Pablo Lara

¿Qué cuento recuerdas especialmente de tu infancia?

Pepito, el Tonto y Gruñon. Era un cuento que mi padre recogió de algún libro o revista, le gustaron los personajes y él se inventaba las historias sobre la marcha. Eran siempre sobre tesoros perdidos o aventuras en lugares maravillosos, siempre con un punto de intriga.

¿Cómo nació Roberta?

Roberta nació por unas ilustraciones que empecé a hacer a raíz de un curso de ilustración en la St. Martins, en Londres. De repente empezaron a aparecer en mi cabeza estos colores, estos personajes, este mundo y sentí la necesidad de ponerme manos a la obra.

¿Por qué la acuarela?

La acuarela tiene la peculiaridad de que nunca la controlas, siempre tiene algo de vida propia y eso me parecía que era lo que una historia tan viva como Roberta necesitaba, quería que se me escapara de las manos para que fuera más fácil que llegara a los demás. Además ofrece unos colores muy suaves y calidos que también quería que fuesen una parte importante de la historia. La acuarela tiene magia.

«Para mí la tipografía es una parte más de la historia, transmite y mucho.»

Roberta. Contigo y conmigo, un mundo mejor es posible para nuestros pequeños.

Nos ha llamado la atención la tipografía de Roberta ¿Por qué decides diseñar una tipografía específica para la obra?

No hay cuentos con tipografías hechas a mano y que varíen con cada página, para mí la tipografía es una parte más de la historia, transmite y mucho. Las grandes editoras no pueden permitírselo por problemas de producción, traducciones, etc., pero un proyecto cercano como Roberta puede apostar por este tipo de diferencias que hacen que todo resulte más cercano.

El libro está editado por Laborarte ¿Nos cuentas un poquito más?

Laborarte en una asociación para el crecimiento personal a través de disciplinas artísticas, meditación, gestalt… en la que consideramos que las personas somos creativas, completas y llenas de recursos. Realizamos diferentes tipos de talleres, formaciones y sesiones individuales para descubrir y potenciar los recursos de cada persona. Está integrada por psicólogos, coachs, terapeutas, animadores socioculturales…

«Los proyectos que realmente amas se pueden convertir en realidad.»

¿Y cómo ha sido este proceso de autoedición?

Está siendo una tarea ilusionante al mismo tiempo que complicada. Queríamos que Roberta viera la luz tal y como fue concebida en su momento y eso era muy difícil hacerlo con una editorial al uso, así que decidimos crear la nuestra propia, donde se tuviera en cuenta el alma del propio cuento, de la propia historia. Lo importante es que ha salido un resultado precioso y que la experiencia nos está sirviendo muchísimo de aprendizaje.

El cuento de Roberta

¿Qué te ha dado Roberta?

Roberta me ha dado muchas cosas, una nueva forma de ver el mundo, creer que los proyectos que realmente amas se pueden convertir en realidad, me ha confirmado que estoy rodeado de gente maravillosa y estoy conociendo gente nueva gracias a Roberta que espero conservar y disfrutar de aquí en adelante.

En el crowdfunding que creaste para Roberta, decías que el 5% de la recaudación iría a campamentos infantiles de la Asociación Laborarte. ¿Qué proyectos tenéis en mente?

Uno de los proyectos que queremos poner en marcha es unos campamentos infantiles que tendrán como eje el crecimiento en valores, el arte, la gestión de emociones… Creemos que cada niño/niña lleva en su interior un tesoro y que solo hay que saber acompañarlos/las para que ellos/as mimos/as lo descubran, lo potencien y lo compartan con los/las demás.

¿Qué viene después de Roberta?

Espero que muchos más proyectos, libros y cuentos ilusionantes. Todavía no hay una historia en firme, aunque seguro que surge más pronto que tarde.

¿Con qué lugar de Granada te quedarías?

Con el Taller de Arte Vimaambi de la cuesta de San Gregorio. Un reducto mágico de Granada.

¿Colacao o Nesquik?

Colacao, por supuesto.

Contacta con Pablo Lara

Web:

www.pablolara.info

Más info:

Web de Roberta – Facebook Roberta – Comprar el cuento de Roberta