CULTURA

De verdad que no podía

2views

Marc no podía dormir. De verdad que quería dormir. Pero de verdad que no podía. Imaginaba todo tipo de circunstancias terribles que podían ocurrir por la noche. ¿Quién no tendría terror? Con tanta oscuridad… Con tanto silencio… Eran demasiadas cosas a las que enfrentarse. Pero, por supuesto, allí estaba su madre para defenderlo de todo peligro. Ella haría cualquier cosa para sacudirle el miedo. ¡No ahorraría esfuerzos! Pero Marc, a pesar de todo… de verdad que no podía dormir.

Algunas veces, ningún arma o escudo, ningún invento posible es capaz de defender mejor a un niño de los miedos que el calor de la familia. Esa es la grandeza que presenciamos en esta historia, donde problemas de una enorme dimensión para los pequeños se resuelven con la fuerza del amor sincero e incondicional. Una manera de construir la vida basada en la seguridad del afecto.

De verdad que no podía es una hermosa historia de Gabriela Keselman, ilustrada por Noemí Villamuza, que podemos encontrar editada por Kókinos.

Título:

De verdad que no podía

Autora:

Gabriela Keselman

Ilustradora:

Noemí Villamuza

Editorial:

Kókinos

Edad recomendada:

a partir de 3 años

entrelibros728x90-6843673