CULTURA

Comenzamos nuestros análisis de videojuegos: Mario Kart 64

2views

Abrimos nuestra sección de análisis de videojuegos con un clásico retro: el mítico Mario Kart 64.

Con el auge de las videoconsolas NextGen, y la gran capacidad de los ordenadores actuales, parece que a veces nos olvidamos que el elemento más importante de un juego es, precisamente, su jugabilidad. Aunque no comparto el dicho «cualquier tiempo pasado fue mejor», sí es cierto que muchos de los juegos actuales dejan mucho que desear en cuanto a jugabilidad y tiempo de uso (es decir, la relación calidad / precio). Muchos de los juegos retro que queremos revisar en las próximas semanas tienen un denominador común: son extraordinariamente accesibles y proporcionarán horas de entretenimiento.
Un clásico listo para que lo compartas con tus hijos.
El motivo principal por el que hemos elegido Mario Kart 64 como icono del saber hacer en cuanto a videojuegos se refiere es que es un clásico que envejece estupendamente. Un papá o mamá no iniciados al mundo de los videojuegos pueden jugar a Mario Kart 64 con sus hijos desde el primer momento.

Cómo obtener Mario Kart 64

Mario Kart 64 fue publicado en el año 1996, y lógicamente te va a costar encontrarlo en la sección de novedades de tu tienda de juegos favorita, ya sea digital o de presencia física.

Pero no olvidéis que podéis obtenerlo legalmente a un precio irrisorio. Vamos por partes:

Queremos recordaros que el uso de emuladores (programas, normalmente para PCs y algunas consolas, que permiten cargar videojuegos de otras consolas, normalmente antiguas) no es ilegal, aunque puede haber excepciones, como el uso de archivos propietarios, como algunas BIOS. Pero en líneas generales, no hay nada de ilegal en usar estos programas. Ahora, sí es ilegal, lo enfoques por donde lo enfoques, la descarga y disfrute de ROMs. Las ROMs son imágenes exactas – es decir, copias – de juegos originales. Algunos de estos juegos están descatalogados, o existen pocas consolas en las que se pueda jugar, o sencillamente se han abandonado por parte de sus publicadores originales. En ningún caso es legal usar una ROM, incluso teniendo una copia comprada del juego original (que no os engañen con esto).

¿Cuáles son las alternativas entonces?

Tenéis dos opciones:

  • Comprar una Nintendo 64, con un par de mandos, y el Mario Kart 64 (precio estimado del paquete: unos 30 €). No lo lamentaréis y cuesta la mitad que un juego de primer nivel actual.
  • Descargar un emulador (Project 64, por ejemplo), y dado que poseéis el juego original podéis volcar el contenido para uso privado en vuestra casa. Ojo, no podéis enviarlo ni dárselo a nadie, y hay zonas grises sobre la legalidad de este paso.
  • Si esta última parte os resulta muy complicada, siempre podéis pedir ayuda a terceros (véase Google, Cool Roms). Otra advertencia, dada la posible naturaleza ilegal de algunos terceros, estos pasos debe realizarlos un adulto (a veces la publicidad que puede aparecer puede contener imágenes obscenas, anuncios no deseados, … .
  • Por último, queremos dejar claro, de manera rotunda y clara, que en GamerDad no apoyamos de ninguna manera la piratería.

En nuestro caso, problemas con la conexión de la consola original (que guardamos como una reliquia, y aún sigue acudiendo a fiestas y cumpleaños para echar un campeonato), hace que analicemos Mario Kart 64 con un emulador junto a dos mandos de XBox 360.

Aspectos técnicos

Vamos a pasar rápido por los aspectos técnicos y creativos de Mario Kart 64, ya que nos queremos centrar en el apartado de jugabilidad.

En nuestro caso, el juego corriendo sobre un ordenador relativamente antiguo, conectado a una TV Samsung de 37″ y con dos mandos de XBox, podríamos decir que se ve y se siente pixelado. Si acabas de jugar al último Tomb Raider en tu PS4 vas a notar bastante cambio. Esto no quiere decir que los gráficos sean malos, en absoluto, Mario Kart 64 en su momento fue NextGen (última generación) y empuja las capacidades de su plataforma al límite.

Al minuto, aunque no hayas cogido un mando en tu vida, sabrás cómo se juega a Mario Kart 64.
Como todos los juegos de la franquicia Mario, comparte un colorido y una positividad gráficas. Aunque es un juego extraordinariamente competitivo, tanto en un jugador como en varios, la temática visual es de violencia muy leve hacia personajes ficticios, sin sangre, sin gritos, … . Es decir, apto para todos los públicos.

En cuanto al apartado sonoro, exceptuando algunas voces puntuales, el trasfondo musical es sencillo y pegadizo; y los efectos sonoros realzan la experiencia de juego sin distracciones.

Ahora bien, es cuando empiezas a jugar cuando te olvidas inmediatamente de que este es un juego de una plataforma muerta con 15 años de antigüedad.

Jugabilidad: insuperable

En este apartado es donde brilla Mario Kart 64: la jugabilidad. Al minuto, aunque no hayas cogido un mando en tu vida, sabrás como se juega a Mario Kart. Sí quizás tengas que aprenderte la diferencia entre un caparazón verde y uno rojo, pero las pistas visuales son tan obvias y tan bien planificadas, que no tendrás problema en comprenderlo instantáneamente.

Pero no nos adelantemos, Mario Kart 64 es un videojuego de carreras competitivos con los personajes más famosos (al menos por el año 96) de las franquicias de Nintendo: Mario, Luigi, la princesa Peach, Bowser, Wario, Donkey Kong, Toad y Yoshi. Las diferencias entre el rendimiento de los personajes son leves, y bastante obvias (Yoshi es más ligero y rápido, pero si Bowser le pasa por encima puede paralizarlo, etc. ). Se podría decir que es casi indiferente el personaje que conduzcas, las pequeñas diferencias hacen casi que la selección de personaje sea una cuestión más estética que estratégica.

Ahora bien, las carreras en Mario Kart son todo menos limpias. En cada circuito (todos ficticios, recreando paisajes de las diferentes franquicias) existen unos cubos Power Up, que hacen girar una ruleta que te otorgará diferentes herramientas y poderes para poder superar a tus contrincantes y llegar primero a la meta. Algunos ejemplos clásicos son los caparazones (los verdes se disparan en línea recta y permiten noquear a tus contrincantes; los rojos son similares pero tele-dirigidos); el maravilloso rayo (que convierte a todo el mundo menos al jugador en versiones minide sí mismos); los plátanos (imagináos su uso); la estrella (te vuelve invencible y rápido durante unos segundos); entre otros.

Esa sensación de emoción cuando te toca un rayo, una estrella o el fantástico caparazón azul es difícil de olvidar.

Estos power-ups son el núcleo de la mecánica de juego. Cuando pasas por encima de uno, comienza a girar la ruleta, y con el botón de disparo si quieres puedes pararla para tener tu nuevo objeto listo para usar.

La clave de Mario Kart 64 está en su algoritmo de equilibrado de carreras: si vas primero marcando tiempos muy superiores, el juego hará todo lo posible por ralentizarte: power-ups poco útiles, y aumentará la velocidad de tus contrincantes. Esto provoca que en Mario Kart 64 nunca nadie gane por paliza (muy útil para que un pequeño no se nos coja un berrinche) sino siempre por muy poquito.

En resumen, es fácil empezar con Mario Kart 64, también lo es ir avanzando en los diferentes campeonatos, pero es realmente difícil convertirse en un jugador eficiente, sobre todo si juegas contra otros. Lo bueno de esto: seas padre, madre o hijo, vas a poder disfrutar del juego enseguida. Si a esto le sumamos que un campeonato de Mario Kart, de 5 carreras, dura unos 20 – 30 minutos, es ideal para toda la familia.

¡Ah! No os olvidéis que podéis jugar hasta 4 de la familia en modo pantalla «partida».

Saltaremos las secciones habituales de Online, expansiones, etc… ya que Mario Kart, como imaginaréis, no dispone de ninguna de estas opciones, ni las necesita.

Pero después de todo lo dicho, ¿Es Mario Kart 64 adecuado para tu hijo?

Mario Kart 64 es un clásico accesible para todos. Quizás la ligera complejidad hace que la edad mínima sea de 4 – 5 años, pero si vuestros hijos tienen hermanos / hermanas pequeños, Mario Kart 64 es un vehículo excelente para introducir los videojuegos en familia a los más peques. Esta obra maestra les hará compartir unos momentos muy buenos con vosotros, además de todos los beneficios que los estudios recientes señalan: mejoras en la visión, en la comprensión espacial, liberación de endorfinas, mejora de la coordinación psicomotriz fina, y un largo etcétera.

Conclusión

Mario Kart 64 es un juego perfecto para compartir en familia. La única pega que se nos puede ocurrir es encontrar una tienda de segunda mano para adquirir la consola, o buscar otros métodos. Estaremos encantados de ayudaros si tenéis dudas.

Mario Kart 64 es, sin lugar a duda, uno de los mejores juegos para compartir en familia jamás creados.Ricardo Escudé

Ficha de referencia de Mario Kart 64 para padres

  • Desarrollador: Nintendo
  • Precio: Descatalogado
  • Fecha de lanzamiento: Febrero de 1997
  • Clasificación según PEGI: +3 años
  • GamerDad aconseja: Requiere una habilidad psicomotriz mínima para interactuar con el mando