CULTURA

Apps de Sago Mini (3-5 años)

0views

Buscar aplicaciones de tableta y móvil adecuadas para los peques no es nada fácil… Hay mucho engaño de juegos que tras descargarlos solo permiten jugar 5 minutos o repetir una y otra vez lo mismo, y para seguir hay que pagar. Esto es muy frustrante para los niños y a nosotros nos vuelven locos.
Y decidirnos a pagar un juego tambien es difícil, porque la mayoría luego no merecen la pena, son aburridos o no son adecuados para la edad, sobre todo si buscamos hasta 4-5 años.

Por eso me he decidido a hablar de los juegos Sago Mini, de la empresa Sago Sago.

Casi todos los juegos tienen la misma dinámica, un animalito que tiene que llegar a su destino (aunque ahora han implementado otras variedades, como construir un robot), y en el trayecto le pasan cosas divertidas: una gatita-hada que va volando por el bosque, un perro que navega en un barco, un conejo que juega con sus amigos e incluso un gato que explota pompas musicales.

Algunos de los protagonistas son el perrito Harvey, el pájaro Robin, la gata Jinja, el conejo Jack y la ratoncita Rosie. Suelen comenzar con un mapa muy simple que indica el camino que seguirá el animalito protagonista del juego (cada juego lo protagoniza uno diferente), y luego simplemente se trata de ir empujándolo con el dedo hacia delante e ir pinchando en las cosas con las que se encuentra, pues cada una tiene una sorpresa: un árbol que florece, un regalo que se abre, un pajarito que canta, una nube que da lluvia, inflar globos, fregar platos, etc.

Una dinámica simple pero efectiva y adecuada para niños de 3 a 5 años, que lo entienden a la perfección y se entretienen un ratito con un juego preciosista y de valores adecuados para su edad: amistad, juego, ayuda a los demas, naturaleza…

Y no puedo dejar de hablar del diseño que tienen, son tiernos y bonitos, con un toque divertido, de dibujos simples y llamativos y con colores planos, muy adecuados para estas edades.

La mayoría de sus juegos son de pago (2,99€), pero suelen ofrecer alguno gratis, que nos permite probarlo y ver la reacción de los peques.

Os los recomiendo de verdad, pues mi hija desde el primer día estaba encantada con los juegos (al final incluso compré dos y merecieron 100% la pena).
Además, escribiendo este post he descubierto que tienen también una línea de juguetes físicos, desde peluches a casitas pequeñas con los animalitos de plástico.